Exposición: LAS VIDAS DEL AGUA - Médicos Sin Fronteras (7-31 octubre 2015)

06/10/2015
El Planetario de Pamplona tiene el honor de acoger una exposición de la Fundación WE ARE WATER, en colaboración con MÉDICOS SIN FRONTERAS, compuesta con fotografías de JUAN CARLOS TOMASI durante el mes de octubre de 2015

La exposición Las Vidas del Agua narra en 27 fotografías la importancia del agua en Níger donde, sin duda alguna, marca el día a día de la población, y son los niños más pequeños quienes primero sufren su ausencia. La muestra ha recorrido diversos puntos de la península ibérica y ahora recala en Pamplona hasta fel día 31 de octubre.

Nos vamos a encontrar con imágenes del sur de Níger, una zona del Sahel donde existe una problemática real de acceso al agua, provocada por la falta de infraestructuras adecuadas que permitan su almacenamiento en la época de lluvias. De este modo, las familias consumen agua contaminada, lo que provoca que contraigan enfermedades como la diarrea, al tiempo que se acentúan problemas como la desnutrición, especialmente entre la población infantil.

“La combinación de la malaria (en la época de inundaciones) y la desnutrición es letal. Ambas enfermedades se retroalimentan y provocan la gran mayoría de muertes en menores de 5 años”, subrayan los responsables de Médicos Sin Fronteras.

Los visitantes podrán conocer de cerca estas problemáticas y comprobar que el agua es una de las principales causas de la desnutrición, el funcionamiento del ciclo del hambre en Níger y la importancia del agua como parte fundamental del tratamiento.

agua04EL AGUA, UNA DE LAS CAUSAS DE LA DESNUTRICIÓN

Para entender las verdaderas causas de la desnutrición, resulta imprescindible entender que la vida en esta región del Sahel está regida por las estaciones. Un corto pero intenso período de lluvias de mayo a septiembre, seguido por una temporada seca de octubre a abril. La población depende en gran medida de los cultivos que crecen durante la estación de lluvias.

“A partir del mes de junio, los graneros de las familias nigerinas empiezan a vaciarse. A la espera de la siguiente cosecha en octubre, la escasez de alimentos provoca la subida de los precios en el mercado, y los convierte en bienes prohibitivos para las familias más pobres. Empieza entonces el periodo más crítico para muchos hogares en Níger, el llamado periodo de escasez, durante el cual la desnutrición infantil aumenta exponencialmente”. (Raquel González. MSF)

Este contexto provoca años buenos y malos según las condiciones climáticas y su impacto en el volumen de la cosecha. Sin embargo, la desnutrición es endémica en algunas áreas de la región e incluso en los años “buenos”, la tasa de desnutrición aguda durante el “período de escasez” llega hasta el umbral de emergencia de más de 10% en niños menores de 5 años, con picos que a menudo alcanzan o sobrepasan el umbral de emergencia de 15%.

agua03EL CICLO DEL HAMBRE EN NÍGER

Cuando las lluvias empiezan a caer copiosamente, con ellas llegan las inundaciones. El agua estancada es el lugar idóneo para que se reproduzca el mosquito que propaga la malaria, que durante los siguientes meses atacará sin tregua a los niños más pequeños. La combinación de la malaria y la desnutrición es letal. Ambas enfermedades se retroalimentan y provocan la gran mayoría de muertes en menores de 5 años. Los niños desnutridos tienen sistemas inmunológicos muy debilitados, por lo que sus organismos son menos capaces de combatir enfermedades como la malaria, la diarrea y las infecciones respiratorias; y, al mismo tiempo, al padecer estas enfermedades, también tienen más probabilidades de padecer desnutrición. Con el objeto de seguir luchando contra este círculo vicioso (formado por la desnutrición infantil y la malaria), el trabajo de Médicos Sin Fronteras ha centrado su intervención en la reducción de la mortalidad infantil, en niños menores de 5 años, por causas relacionadas con la desnutrición y otras enfermedades frecuentes, como la malaria, en sus proyectos regulares de los distritos de Madaoua y Bouza. Además ambos proyectos han implementado dos estrategias innovadoras: el PECADOM o atención a domicilio (del francés Prise En Charge À Domicile) y la quimioprevención de la malaria estacional. agua01El PECADOM, que se inició en el distrito de Bouza en julio de 2013, se centra en la detección y el tratamiento domiciliario de la malaria simple y la referencia de los casos de malaria complicada, con el fin de reducir la mortalidad y aliviar la ocupación de camas en el hospital. En 2013, MSF trabajó en ocho áreas de salud, de las 13 que hay en el distrito: todos los centros y puestos de salud contaron con tests rápidos de diagnóstico y disponibilidad de fármacos antipalúdicos. En 2014, se continuó con la atención a domicilio, pero complementada con un programa de prevención de la malaria estacional; es decir, dar tratamiento a niños menores de cinco años para prevenir el contagio de malaria en la época de lluvias, donde los casos por malaria aumentan vertiginosamente.
La quimioprevención de la malaria estacional consiste en una combinación de sulfadocina-pririmetamina y amodiaquina que se suministra a niños menores de 5 años durante tres días, a razón de una vez al mes, en los meses de la época de lluvias, de julio a octubre, cuando el riesgo de trasmisión de la enfermedad es más elevado. El tratamiento está recomendado por la Organización Mundial de la Salud para la población infantil de entre 3 y 59 meses en la zona de la subregión del Sahel, como método preventivo que reduce los casos de malaria simple y severa, así como los ingresos hospitalarios.
agua02Durante los meses de julio, agosto y septiembre, los equipos de MSF proporcionaron tratamiento quimiopreventivo a más de 480.000 niños en Níger. Para ello, se formaron y desplegaron a más de 4.000 agentes comunitarios en las aldeas para animar a los padres a que llevaran a sus hijos a los puntos de distribución y asesorarles sobre la forma de suministrar los fármacos. Gracias a las estrategias de distribución (puntos fijos en centros de salud, puntos fijos avanzados en las casas de los jefes de las aldeas, y distribución puerta a puerta), se consiguió que la mayoría de la población infantil de la zona recibiera tratamiento. En el tratamiento de la desnutrición Médicos Sin Fronteras también lleva a cabo acciones concretas para hacer frente a este problema crónico. Cerca de 200 millones de niños menores de 5 años sufren desnutrición crónica. En África, el hambre sigue siendo la principal causa de muerte entre los niños —representa la mitad de todas las defunciones de menores de cinco años— y resulta más letal que el sida, la tuberculosis y la malaria juntos. La nutrición deficiente es la causa de casi la mitad (45%) de las muertes en niños menores de cinco - 3,1 millones de niños cada año. MSF da apoyo de forma regular durante todo el año a seis de los Centros Integrados de Salud del distrito de Madaoua, para garantizar el correcto manejo de enfermedades infantiles como la malaria y la desnutrición aguda severa; además durante el periodo de transmisión de alta prevalencia de la malaria amplía el respaldo a la totalidad de los centros de salud. En cuanto al hospital de distrito, MSF da apoyo en pediatría y cuidados intensivos dentro del centro intensivo de nutrición terapéutica (CNT). El año pasado MSF trató a 15.340 menores de cinco años afectados por la desnutrición. Al fortalecimiento de los equipos de recursos humanos y la disponibilidad ininterrumpida del tratamiento terapéutico, se sumó una estrategia de promoción de la salud en las comunidades, con actividades orientadas a mejorar el conocimiento de la desnutrición y la prevención de la malaria, y sensibilizar sobre la importancia de la atención médica temprana. También continuó el programa de mamans lumière (las mamás luz, mujeres que reciben formación sobre cocina de valor nutricional y a su vez la transmiten a otras mujeres). Se trata de una herramienta más en la lucha contra la desnutrición infantil, que da a las familias un papel activo en la mejora de sus hijos, con los recursos de los que disponen, y que complementa los programas de tratamiento.  

EL AGUA COMO PARTE DEL TRATAMIENTO

Tanto la desnutrición como la malaria se encuentran entre las principales causas de la mortalidad infantil en todo el mundo. Sin embargo, tal y como se ha visto anteriormente, ambas pueden curarse fácilmente. De hecho, en los últimos años se han logrado grandes avances en su tratamiento y cada vez se trabaja más en su prevención. En todo este proceso, el agua también es parte del tratamiento. El acceso al agua limpia y de calidad es imprescindible para la salud de los enfermos y de sus familias, así como para su desarrollo y el de sus comunidades. Por ello Médicos Sin Fronteras también trabaja activamente en todo el mundo en la distribución de agua, así como en labores de saneamiento en zonas afectadas por la escasez o mala calidad de la misma. Como muestra, sólo el año pasdo MSF España distribuyó 15.567.743 litros de agua en el total de sus proyectos. Vidas-del-agua-JUAN-CARLOS-TOMASI  

SOBRE JUAN CARLOS TOMASI, FOTOPERIODISTA

jcarlostomasiLas 27 imágenes que forman parte de la exposición “Las Vidas del agua” son obra del fotoperiodista Juan Carlos Tomasi (@JCarlosTomasi). Ha cubierto conflictos y crisis humanitarias en Ruanda, los Balcanes, Afganistán, Somalia, Sudán y República Democrática del Congo, entre otros; y ha publicado sus fotografías en medios de comunicación nacionales e internacionales como The Guardian, El País, La Vanguardia, El Periódico de Cataluña o The Independent.

SOBRE MÉDICOS SIN FRONTERAS

El año pasado los equipos de MSF España (integrados por 395 trabajadores internacionales y 3.654 nacionales) enfocaron trabajo en el tratamiento a poblaciones víctimas de conflictos armados o que se encuentran en situación de gran vulnerabilidad por la violencia extrema, además de trabajar en la lucha contra epidemias, entre ellas, la de ébola en África Occidental. Se realizaron 1.335.398 de consultas externas, 60.000 hospitalizaciones, 52.771 consultas individuales de salud mental, 335.154 de pacientes tratados contra la malaria y 51.562 niños contra la desnutrición. Se atendieron 22.261 partos, vacunaron a 261.886 personas contra el sarampión y la meningitis. Atendieron a 11.659 personas víctimas de la violencia directa. Casi 1.477 víctimas de la violencia sexual recibieron tratamiento médico. Todo este trabajo fue posible gracias al apoyo de 5 millones de socios y colaboradores en todo el mundo, de los cuales 804.816 personas son de España. WAW-logo MSF-logo  

Volver al listado

Destacados

Comprar entradas
Multimedia
Mujer, Ciencia y Tecnología Escuela de Estrellas Planeta STEM El Rincón de la Curiosidad Jardín de la Galaxia Blog Fulldome Productions
Boletín Planetario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Navarra de Infraestructuras de Deporte y Ocio, S.L. (NICDO)
  • Finalidad: Recibir semanalmente información acerca de las actividades y eventos que se programan en el planetario.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo obligación legal o que la cesión sea necesaria para el cumplimiento de la finalidad.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos aquí.