El sueño de volar

es en

Relata la conmovedora historia de un sueño que la humanidad persiguió durante largo tiempo y que acabó haciendo realidad: volar como los pájaros. Pero este programa producido por el Copernicus Science Centre de Varsovia es mucho más que un simple relato sobre la historia de la aviación. La combinación de imágenes espectaculares, una música emotiva y una narrativa poética hacen que El sueño de volar sea, ante todo, una auténtica obra de arte. Es una producción que ha recibido numerosos galardones en festivales de cine inmersivo: Jena, Hawaii, Macao, Corea, Brno, Espinho o Madrid.


Averiguar cómo el ser humano ha ido desvelando los misterios del vuelo a lo largo del tiempo es el hilo argumental de esta pieza cinematográfica filmada en 3D. Inspirándose en la naturaleza, grandes inventores como Leonardo da Vinci, los hermanos Montgolfier o los hermanos Wright lograron, tras mucha perseverancia, dotar de alas al ser humano, que hoy surca los cielos de la Tierra en todo tipo de aeronaves y es capaz de enviar sondas y naves espaciales a las profundidades del cosmos.

El vuelo de los pájaros ha estimulado desde tiempos remotos las ganas de volar del ser humano, que pronto quiso conquistar el aire para elevarse más allá de la superficie de la Tierra. Ya en la mitología griega, el artesano Dédalo, constructor del laberinto de Creta, quiso construir unas alas de plumas y cera para escapar de su prisión, un invento que acabó costando la vida a su hijo Ícaro, el cual se aventuró a volar demasiado cerca del Sol. En el Renacimiento, Leonardo da Vinci intentó varias veces construir sin éxito una máquina voladora. En el siglo xviii los hermanos franceses Montgolfier inventaron el globo aerostático, y a principios del siglo xix, otros hermanos, los estadounidenses Wright, construyeron el primer aeroplano del mundo y lograron volar en él.

Tras las hazañas de aquellos pioneros, vinieron muchas otras. Una infinidad de aeronaves fueron diseñadas para usos diversos: vuelos de exploración, aparatos de guerra, aviones comerciales… Hubo un momento en el que la Tierra dejó de ser el límite y el objetivo fue el espacio: en 1957, un satélite, el Sputnik, orbitaba la Tierra por primera vez, y en 1961, el astronauta soviético Yuri Gagarin se convertía en la primera persona en viajar al espacio. Hoy, hemos enviado naves y sondas espaciales a explorar los confines del sistema solar y tenemos en mente la colonización de otros planetas. Hace poco más de un siglo, apenas podíamos elevarnos de la superficie terrestre; hoy, nuestras máquinas se adentran en las profundidades del cosmos. El sueño de volar relata la esencia de ese empeño imperecedero.

El sueño de volar

Volver al listado

Boletín Planetario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Navarra de Infraestructuras de Deporte y Ocio, S.L. (NICDO)
  • Finalidad: Recibir semanalmente información acerca de las actividades y eventos que se programan en el planetario.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo obligación legal o que la cesión sea necesaria para el cumplimiento de la finalidad.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos aquí.