Las constelaciones de Zodiaco vistas de una manera muy particular

2020/07/03

Javier Armentia con sus textos nos describe las constelaciones del Zodiaco y os recordamos que las fechas que se adjudican a cada signo de este zodiaco corresponden a los momentos en que el Sol entra y sale en la constelación, según la división establecida por la Unión Astronómica Internacional, válidas para los próximos 50 años, pero no más. Por otro lado, tenemos obligación de informarle que la presunta influencia de la posición del Sol en cada signo sobre la manera de ser de las personas carece por completo de base científica. Por ello, este orozcopo debe entenderse como algo lúdico o recreativo.

 

Para los griegos, el Capricornio era un animal mitad cabra mitad pez. Se cree que ello se debe a que cuando en aquella época (hace 3.000 años) el Sol transitaba por esta zona del cielo, comenzaba la temporada de lluvias. En cualquier caso, en nuestro Zodiaco Navarro hemos tenido en cuenta más la agrupación de estrellas que en el cielo delimita esta constelación, y que tiene forma de triángulo. Por ello, ¿qué mejor que un pañuelico rojo? Cualquier observador del cielo puede ver que esta constelación se merece mucho más ser un pañuelo que no un bicho que ni es cabra ni pez ni nada de nada. ¿Serán los nacidos en estas fechas más sanfermineros que los demás? Seguro que hay de todo, como en botica.

 

Acuario del 16-17 de febrero al 11-12 de marzo Si la mitología griega vio en esta zona del cielo un aguador, al Ganimedes copero de Zeus sirviendo de una vasija el líquido elemento, o si en Mesopotamia se olvida a la persona y se deja sólo la cántara, en nuestro Zodiaco Navarro esta constelación no puede menos que homenajear al otro líquido fundamental de nuestra cultura: el vino. Es por tanto el mejor recipiente para el vino, la bota, la que queda inmortalizada en el cielo. Dicen las malas lenguas de la afición desmedida, casi dipsomaníaca, que muestran los nativos de estas fechas por el vino, pero ya saben que la gente ve la paja en el ojo ajeno...

 

Piscis del 11-12 de marzo al 18-19 de abril En los diferentes zodiacos nos encontramos con esta zona del cielo habitada por dos peces, normalmente sin definirse demasiado bien a qué especie pertenecen. En el intenso estudio realizado para crear el Zodiaco Navarro, los expertos han coincidido en que se trataba de nuestra querida trucha. No sólo eso, sino que una línea de estrellas que recorre esta constelación convenció a los investigadores de que marcaba una fina veta de tocino. No quedaba duda: Piscis era una trucha a la navarra. ¿Cómo podría ser de otra forma? ¿Son esquivos y escurridizos los piscis? ¿O son aficionados a las buenas pitanzas? No dejemos de observarles.

 

Cetus de las18:00 horas del 27 de marzo a las 6:00 horas del 28 de marzo Durante 12 horas al año, el Sol transita entre dos constelaciones. Los escasos privilegiados nacidos entonces tienen la particularidad de pertenecer a dos signos del zodiaco: son Piscis y son Cetus. Cetus era un monstruo marino que fue mandado por los dioses para comerse a la pobre Andrómeda. En eso estaba cuando apareció Perseo, quien con la cabeza de la Gorgona convirtió al monstruo en piedra. Pocos saben, sin embargo, que esa escultura fue trasladada a Pamplona, y hoy la podemos contemplar en la Plaza del Consejo (de conmemorar la traída de aguas a Pamplona, nada). Este peculiar signo entra así por la puerta grande de nuestro Zodiaco Navarro. No se sabe demasiado de los Cetus, pero como dijo un experto en estos temas: “si son tan pocos, serán caros”. ¡Quién sabe!

 

Aries del 18-19 de abril al 13-14 de mayo El Carnero en nuestro Zodiaco Navarro va bien pertrechado con morral y almuerzo. Según Ovidio, a lomos de este animal huyó Frixius con su hermana Hella, huyendo de su madrastra. Por la cara que pone, no parece que nuestro carnero se dedique al transporte inopinado de viajeros... Se habla a menudo de la tozudez de los nacidos en estas fechas, pero la misma obstinación que muestran quienes tales cosas afirman es la mejor prueba de que están errados.

 

Tauro del 13-14 de mayo al 21 de junio No podía ser de otro modo. El Toro celeste que adorna el cielo desde los albores de la civilización mesopotámica se convirtió en nuestro Zodiaco Navarro en un toro “divino” sanferminero. Este Tauro es capaz de perseguir y ser perseguido, verdadero minotauro que abunda entre la Cuesta de Santo Domingo y la Plaza de Toros durante una semana al año. ¿Son los divinos nativos de estas fechas? Por mucho que algunos lo afirmen hasta la extenuación, los expertos generalmente coinciden en que tales seres son tan imaginarios como los unicornios. Por ello, dejémoslo estar.

 

Gemini del 21 de junio al 20-21 de julio En la mitología al uso, los Gemelos celestes se llaman Cástor y Pólux, hijos de Zeus, de los cuales uno era divino e inmortal y el otro humano y perecedero. Curiosamente, a pesar de todo se llevaban muy bien. Pero en el Zodiaco Navarro, tenemos a dos famosas gemelas, las Dos Hermanas que se yerguen sobre Irurzun. Queda claro así el carácter de piedra mítica de esta zona del cielo. De los Gemini se han dicho muchas estupideces, pero quizá la más lograda es que son siempre gemelos. Habida cuenta de su nacimiento en épocas de los sanfermines, podría pasar cualquier cosa con ellos.

 

Cancer del 20-21 de julio al 10-11 de agosto El Cangrejo celeste, cuenta la leyenda griega, pinzó la pierna del valiente Hércules mientras luchaba con la Hydra. Al pobre, Hércules lo dejó un tanto aplastado. En el Zodiaco Navarro, sin embargo, nuestro cangrejo aprovecha el hecho de disponer de múltiples patas para ser el mejor dantzari, sin rival en las joticas o en el arin-arin. No deja de ser curioso que, para los platónicos, en esta zona había una puerta que permitía a las almas buenas acceder al cielo: muchos afirman que los cangrejos son uno de los cielos gastronómicos, a pesar de que en estos días nos invadan los cangrejos foráneos que ni bailan ni saben a nada. De los nativos en estas fechas, qué decir: nacidos en pleno marasmo post-sanferminero, muchos incorporan en su DNI como lugar de nacimiento las playas tarraconenses.

 

Leo del 10-11 de agosto al 16-17 de septiembre El león ha sido símbolo en casi todas las culturas (salvo los esquimales, que nunca lo conocieron) de vigor, fuerza y mando. A nadie se le escapa que es el “rey de los animales”. Su carácter regio queda plasmado en el Zodiaco Navarro como el más conocido de los leones de esta zona del mundo: el que adorna el escudo de Pamplona. Los expertos discuten si el león era el de judáh, el Nemeo de Hércules o incluso el de Daniel: puro bizantinismo, pues cualquier pamplonés sabe que se trata de la señal celeste de nuestros munícipes. De los leones se dicen muchas caracterizaciones, pero la más acertada alude a la costumbre (en los varones) de dejarse el pelo largo y las uñas sin cortar.

 

Virgo del 16-17 de septiembre al 30-31 de octubre La Virgen que portando espigas recordaba hace miles de años la época de la cosecha, o la sacerdotisa que en otros mitos lleva el cuerno de la abundancia es, en el Zodiaco Navarro, realmente la representación más honda del alma navarra. No podía ser de otra forma: con los brazos en jarras y sólidamente en pie, su atronadora voz proclama con una jota su procedencia. Por lo tanto, de los virgos abominan bastante los vecinos, o eso suele decirse. Se trata, en cualquier caso, del signo zodiacal más proclive a sufrir chistes no siempre bien intencionados.

 

Libra del 30-31 de octubre al 23 de noviembre Es posiblemente la constelación zodiacal más tardía, y hay quien la interpreta de origen romano, simbolizando con una balanza la justicia. En épocas anteriores, esta constelación no tenía entidad propia, y los griegos la asociaban a las garras del Escorpión, que es la siguiente constelación. En el cielo no es demasiado destacable, pero en la adaptación del Zodiaco Navarro tiene un peso importante. En efecto, qué mejor símbolo de balanza que un harrijasotzaile con sendas piedras an sus brazos. Hay quien afirma que los Libra son más equilibrados que los demás signos, pero cualquier estadística sobre perturbados hospitalizados desmiente tal presunción.

 

Escorpio del 23 de noviembre al 30 de noviembre El escorpión celeste picó al cazador Orión en el talón, que a la sazón (como suele pasar en la mitología) era su punto más vulnerable. Pocas cosas buenas se oyen decir de los escorpiones, y para aquellos que han sufrido su aguijón, cuando pueden contarlo, está bastante clara su nocividad. Pero son todo infundios. Quien conocer el cielo, entenderá por qué en el Zodiaco Navarro el arácnido se tornó en vegetal: la forma un poco torcida indica un maravilloso pimiento del piquillo que, además, conserva una de las características del escorpión, y es que a veces pica que mata. Los Escorpiones no tienen nada de particular en este zodiaco; pero hay que reconocer que son apreciados por sus cualidades culinarias.

 

Ofiuco del 30 de noviembre al 18 de diciembre Pocos saben que durante casi un mes el Sol recorre una zona del cielo que no pertenece a ninguna de las 12 constelaciones clásicas del Zodiaco. Para la mitología, Ofiuco, o Serpentario, era un gigante que agarraba entre sus brazos una enorme serpiente. Simbolizaba a Esculapio, y estaba relacionado con la medicina y la curación. Cuando uno mira al cielo, en la zona de Ofiuco, usando el antiguo truco de unir las estrellas con líneas, descubre para su asombro que lo que se decía serpiente es realmente una bicicleta. Por ello, nuestros expertos han encontrado que en el Zodiaco Navarro Ofiuco es ni más ni menos que otro gigante, Miguelón, mostrando su biciclo. Los creyentes en la astrología no saben cómo son los Ofiuco. Para que conste y para que se sepa, comentaremos que tienden a ser de Villava.

 

Sagitario del 18 de diciembre al 20 de enero Ser mitológico donde los haya, el centauro ha sido desde siempre un sueño imposible. Mitad humano, mitad caballo, recorría grandes distancias y era magnífico cazador al arco. Nadie ha logrado ver un centauro, salvo durante los carnavales. Pues en el Zodiaco Navarro este centauro arquero es un fiero Zaldiko, pertrechado para la ocasión con una vejiga con la que nos podrá golpear impunemente. Los Sagitario, si es que tienen algo de especial, tienen claro su carácter de fin y comienzo de año. Y suelen aprovecharlo para organizar jolgorios impresionantes la última noche del mismo.

Las constelaciones de Zodiaco vistas de una manera muy particular

Zerrendara itzuli

Buletina

DATU-BABESARI BURUZKO OINARRIZKO INFORMAZIOA

  • Arduraduna: Navarra de Infraestructuras de Deporte y Ocio, S.L. (NICDO)
  • Helburua: Interesdunak Iruñeko Planetarioak antolatzen dituen jarduera eta ekitaldiei buruzko informazioa astero jaso dezan behar diren datuak eskatzea.
  • Legitimazioa: Interesatuaren baimena.
  • Hartzaileak: Datuak ez dira beste inoren eskuetara pasako legearen araberako eskaririk jaso ezean, edota horien esleitzea helburua betetzeko beharrezkoa geratzen bada.
  • Eskubideak: Datuak jaso, aldatu edota borratzeko zein informazio gehigarrian agertzen denaren araberako eskubideak dituzu.
  • Informazio gehigarria: Datuen Babeserako informazio gehiago hemen kontsulta dezakezu.